La biomasa como fuente renovable de energía para el medio rural. BIOMAS-Cuba. Fase III

Específicos

La Estación Experimental de Pastos y Forrajes “Indio Hatuey” (EEPF-IH), desde su creación en 1962, ha realizado un extenso trabajo de investigaciones en el campo de la alimentación animal a partir de pastos y forrajes; más recientemente, en los últimos 15 años, esta institución ha desarrollado una concepción de sistemas ganaderos basados en la agroforestería, generando tecnologías factibles para una ganadería sostenible en condiciones tropicales. Actualmente, la EEPF-IH tiene como misión: Contribuir al desarrollo sostenible del sector agrario cubano, a través de la generación de conocimientos y la construcción de capacidades que propicien la eficiencia de los sistemas de producción agropecuarios, sobre la base de los principios de la agroforestería.

Una temática que se ha trabajado con fuerza es el desarrollo local integral a partir de una visión de procesos. En este marco se han estado definiendo nuevas líneas de trabajo, que abarcan la medicina alternativa animal, el desarrollo rural y local, el tratamiento de residuales agropecuario, las producciones más limpias y la biomasa como fuente de energía en sistemas de producción agrícola a escala local.

La EEPF-IH viene trabajando de manera creciente en los temas energéticos por la relevancia de los mismos para lograr la sostenibilidad de la agricultura y la ganadería, y de conjunto con otras instituciones cubanas, explora las alternativas para lograr la sostenibilidad energética de los sistemas de producción basados en fuentes locales y proporcionar tecnologías factibles para reducir la dependencia energética externa en los sistemas agrarios.

En este marco, e inspiradas por lo observado en oportunidad de una visita a Suiza en julio de 2006, un grupo de instituciones cubanas ha buscado el apoyo de la Agencia Suiza para la Cooperación y el Desarrollo (COSUDE) para sentar las bases de un proyecto de investigación e innovación pluridisciplinaria, que apunta a desarrollar y/o afinar tecnologías idóneas para solventar las dificultades antes mencionadas, y, por lo tanto, contribuir a mejorar las condiciones de vida en zonas rurales.

Partiendo de las capacidades investigativas existentes, pero ampliándolas con disciplinas sociales para, desde el inicio de los trabajos, garantizar el anclaje social de las propuestas tecnológicas y, en consecuencia, asentar la argumentación frente a las autoridades centrales en la hora de promover las soluciones propuestas.